Marco Coello rompe el silencio y cuenta como huyó de Venezuela


El periodista Fernando del Rincón para su programa de televisión, sostuvo una entrevista con Marco Coello, quien contó cómo logró irse del país y detalles de las torturas cuando estuvo detenido.

Al momento de su detención (12 de febrero), Coello era un joven de 18 años que cursaba el último año de bachillerato y asistió a la marcha convocada por por Leopoldo López. El Ministerio Público lo acusó por los delitos de incendio, daños, agavillamiento e instigación pública.

Coello indicó que el día que decidió huir fue porque sabía que su sentencia y decidió irse a Estados Unidos en busca de protección. La única persona que conocía su decisión era su padre.

“El día de hoy desde que me fui del país, no he podido hablar con mi mamá. No me fui, no me fugué, confié y acaté todas las normas legales que me pusieron y tomé la decisión de irme para buscar protección en un país porque en Venezuela no lo ofrecieron”, aclaró el joven estudiante.

El estudiante contó que salieron del país por el Aeropuerto Internacional de Maiquetía en horas de la mañana, diciendo que iban a Disney World, “Vamos a ver a Mickey, pero el pasaporte no pasó” explicó Coello, además indicó: “Yo estaba consciente que aun así iba a ir el preso, y tenía que hacer el intento de irme porque igual me iban a meter preso”.

“Nos escondíamos de las cámaras para que no nos vieran, cuando llegamos a la feria tenía miedo”, dijo. “Después que me subí al avión vi a mi papá, nos abrazamos y los dos comenzamos a llorar (…) Fue un llanto de esperanza, de alivio, de dolor y de tristeza”, continuó diciendo en su relato.

La tortura Las primeras horas de su detención fueron las más traumantes de su vida. “Una persona que vestía de civil me puso una pistola en la cabeza, yo pensando que me iba a robar, trato de escaparme y cuando veo tengo 8 funcionarios con pistolas uno de ellos me pegaron con el extinguidor me desmayé y 8 funcionarios me dieron golpes” explicó Coello.

Contó que lo metieron en un edificio y lo golpearon, al final de un pasillo estaba un letrero que decía Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Mientras el joven trataba de escapar, los funcionarios se ponían más agresivos y lo mantuvieron por cinco horas arrodillado y esposado contra la pared, donde lo querían hacer firmar una declaración en la que lo señalaban culpable.

“Me pusieron una colchoneta… me echaron gasolina y me amenazaron con un yesquero”, relató y llegó a escuchar a un funcionario decirle a otro “no lo mates aquí que hay cámaras…mátalo afuera”. El joven aclaró que no conocía a los otros estudiantes que se encontraban detenidos con él y además aclara que conoció a Leopoldo cuando ya tenía tres meses detenido.

Para sus abogados el joven es el “asilado perfecto”, por todos los daños a los que fue sometido y además de representar un riesgo para el joven regresar al país. A pesar del gobierno haber dictado una alerta a Interpol, aun no existe registro de esta.

Noticias Recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

© 2015 by Venezolanos en Miami