Juicio político contra Rousseff fue aprobado por la Cámara de Diputados de Brasil


Foto: Agencias La mayoría de la Cámara de Diputados de Brasil tomó este domingo la decisión de llevar a la presidenta Dilma Rousseff a un proceso de juicio por presunta manipulación de las cuentas públicas. Se dice que la mandataria trató de ocultar el déficit presupuestario de la nación. La sesión se inició en la tarde con la intervención del autor de un informe que recomendó el “impeachment” (o juicio político) de la mandataria del Partido de los Trabajadores, seguida por breves proclamas de los líderes de las bancadas partidarias. El impeachment sumó 367 a favor, 25 más de los necesarios, 137 en contra, además de siete abstenciones y dos ausencias a la sesión. Si el Senado ratifica esta decisión a inicios de mayo con mayoría simple, Rousseff, de 68 años, será sometida a un juicio político que implica su separación transitoria del cargo; su vicepresidente Michel Temer, podría gobernar hasta fines de 2018, cuando finaliza el mandato, si los propios senadores declaran a Rousseff culpable en un plazo de 180 días.Miles de brasileños seguían los votos de la Cámara de Diputados, y se concentraban tanto opositores como oficialistas a pocos metros de distancia, para conocer el veredicto. A tan solo un año y tres meses del inicio de su segundo mandato, Rousseff está en punto de quiebre no sólo por el proceso que arrancó dando cabida a las denuncias de los juristas Miguel Reale y Helio Bicudo de que el maquillaje de cuentas constituye un crimen de responsabilidad. La mandataria tampoco goza de respaldo en el legislativo para llevar a cabo las medidas que puedan revertir la grave crisis económica por la que pasa el país (cerró 2014 con un 3,8% de recesión) y su impopularidad llevó a que el 61% de los brasileños apoyaran su cese en una encuesta publicada a pocas horas de la sesión. Con un gran tumulto, gritos y hasta empujones entre diputados inició la sesión parlamentaria, que continuó con discursos cargados de emoción, de retórica y de ideología más que de argumentos jurídicos sobre las maniobras fiscales mediante las que Rousseff maquilló las cuentas de 2014 y 2015 con el atraso de préstamos a bancos públicos, que es el motivo del juicio político a la mandataria. Mientras tanto, el Tribunal Superior Electoral está evaluando si la campaña electoral de Rousseff y Temer en 2014 fue financiada con dinero ilegal procedente de la trama corrupta en torno a Petrobras, en cuyo caso tanto ella como su número dos deberían abandonar el Gobierno, que quedaría en manos del presidente de la Cámara, Eduardo Cunha. En efecto, según reseña El Mundo, aunque el desgaste de la presidenta está relacionado con su cercanía al mayor escándalo de corrupción de la historia, el caso Petrobras, no hay ninguna investigación en su contra relacionada con la trama que amañaba millonarios contratos de obra pública gracias a sobornos repartidos entre directivos de Petrobras, empresarios de grandes constructoras y cargos políticos de diversos partidos, algunos de ellos miembros de los gobiernos de Lula y Rousseff. Sin embargo, el propio Cunha sí es sospechoso de haber recibido alrededor de 13 millones de euros en sobornos depositados en varias cuentas en Suiza. Resulta difícil también para la población depositar la confianza en el juicio de una Cámara que cuenta con un 60% de sus 594 diputados respondiendo por algún tipo de proceso de corrupción.

Noticias Recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

© 2015 by Venezolanos en Miami