Mercado negro de sangre se implementa en Venezuela ante crisis de salud pública


La creciente e incesante crisis en Venezuela no es un secreto para nadie, ningún país escapa de conocer las necesidades públicas, en cuanto a salud, alimentación, educación y mucho más, donde además entra el juego político que se mantiene desde hace años que atraviesa el país, un país dolarizado, aunque aún intentan taparlo, donde hasta la vida tiene su precio en moneda extranjera.


En este caso, no hablamos de un medicamento, sino del “mercado negro de la sangre” y sus derivados, abriendo paso a las necesidades de miles de pacientes por la falta de reactivos para el análisis de los fluidos, pero si, está en venta la sangre de quienes puedan donarlas para salvar una vida.


La Coalición por la Defensa del Derecho a la Salud y a la Vida de las Personas en Venezuela (Codevida), ha denunciado dicha situación la cual se repite en varios estados del país, mientras que la secretaria general de la Sociedad Venezolana de Hematología (SVH), Maribel Méndez, detallo al medio de comunicación Efe, que “descubierto personas dentro de las instituciones públicas”, quienes tratan de beneficiarse de al menos del 70% de los bancos de sangre públicos del país, ante la paralización de los mismos.


La hematóloga expresó en torno a la venta ilegal de sangre en los centros de salud públicos, tener el conocimiento de varias denuncias donde alertaron sobre personas que llegan a las camillas del paciente diciéndoles “usted va a ser operado y necesita sangre, yo le vendo los glóbulos rojos en tanto (a este precio) y las plaquetas en tanto”.


Méndez, luego de conocer e informar sobre esto, aseguró que los médicos y clínicas privadas están fuera de este comercio ilegal de sangre, ya que destacó que su trabajo es vigilar que la sangre a ser transfundida cuente con los siete análisis previos y mantener los bancos de sangre operativos.


El medio de comunicación en su investigación, pudo constatar que una bolsa de glóbulos rojos se vende esta semana en Caracas a 4.333.000 bolívares (unos 140 dólares, según la tasa oficial de cambio) y es posible comprarla solo en un centro clínico privado, pues cinco hospitales públicos consultados no cuentan con reactivos en sus bancos de sangre.


Mientras que la bolsa de plaquetas, puede costar 1.104.428 bolívares (38,08 dólares) en la misma institución privada de salud consultada, es vendida por “personas dentro del hospital público” en el que se encuentra recluido a un precio de 800.000 bolívares (27,58 dólares), cuando debería ser gratuito.


Cabe destacar, que no solo se trata de la venta de sangre, sino del desconocimiento de su procedencia, ya que al hacer el negocio pocas son las preguntas que se hacen debido a la necesidad y urgencia del enfermo.


La doctora aseguró que el responsable de dichas irregularidades es el Estado venezolano, ante la ausencia de reactivos desde septiembre del año pasado, menoscabando la salud, y los bancos de fluidos alcanzando los puntos más críticos en los recientes meses, ya que los químicos usados para el análisis de la sangre no el producen en el país, teniendo que depender de las divisas del gobierno.

Noticias Recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

© 2015 by Venezolanos en Miami